Dietas del socio trabajador con 50% o más de participación en capital

 

imagesdietas2

 

Al parecer, según la consulta vinculante V2193/2014 con referencia NFC051813DGT del 6/08/2014, no se podrán exceptuar de gravamen las dietas (gastos de manutención y estancia) según lo previsto en el art. 17.1 del la Ley 35/2006 (Ley I.R.P.F.) ya que el hecho de poseer un 50% o más de participación de el capital social de una entidad vulnera los principios de dependencia y ajenidad necesarios en la relación laboral (o estatutaria) con la entidad.

Repasemos la norma:

El artículo 17.1 de la Ley 35/2006, de 28 de noviembre, del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas y de modificación parcial de las leyes de los Impuestos sobre Sociedades, sobre la Renta de no Residentes y sobre el Patrimonio (BOE de 29 de noviembre), al establecer que “se considerarán rendimientos íntegros del trabajo todas las contraprestaciones o utilidades, cualquiera que sea su denominación o naturaleza, dinerarias o en especie, que deriven, directa o indirectamente, del trabajo personal o de la relación laboral o estatutaria y no tengan el carácter de rendimientos de actividades económicas”.

Por su parte, el artículo 27.1 de la Ley del Impuesto, dispone lo siguiente:

“1. Se considerarán rendimientos íntegros de actividades económicas aquellos que, procediendo del trabajo personal y del capital conjuntamente, o de uno solo de estos factores, supongan por parte del contribuyente la ordenación por cuenta propia de medios de producción y de recursos humanos o de uno de ambos, con la finalidad de intervenir en la producción o distribución de bienes o servicios.

En particular, tienen esta consideración los rendimientos de las actividades extractivas, de fabricación, comercio o prestación de servicios, incluidas las de artesanía, agrícolas, forestales, ganaderas, pesqueras, de construcción, mineras, y el ejercicio de profesiones liberales, artísticas y deportivas.”

Pues bien, se desprende que a partir del 50% de participación en el capital, se ejerce un poder total sobre la ordenación de medios de producción y de recurso humanos, o sea que existe una ordenación total por cuenta propia (artículo 1.2.c de la Ley 20/2007, de 11 de julio, del Estatuto del trabajo Autónomo) eliminando los supuestos de dependencia necesaria para la exceptuación del gravamen en las dietas que se declaren.

 

imagesdietas1

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *